0

(La obra hace parte de los procesos de creación del trabajo de investigación “Auto-fragmentaciones, paisajes intermediales desde la auto-referencia”, para optar por el título de Magister en Estética y Creación. Universidad Tecnológica de Pereira).

En el tiempo actual donde proyectamos diferentes expectativas sobre el quehacer del arte, los públicos y la necesidad de instalar conceptos, aparece el acto de caer como una afectación en clave de representación. La afectación dada por la caída tiende hacia el declive de lo informado, como si se tratara de expiar de alguna manera las causas o los fines. No obstante lo anterior, caer como acción genera así mismo revisiones que implican la mirada, los efectos y las técnicas. Se cae por la intención de resistir la atracción producida por la fuerza de gravedad. En dicho caso los cuerpos pierden el equilibrio y alegóricamente la acción del caer cobra relevancia significativa. Quiere decir que se tuvo conscientemente el convencimiento de dejarse someter para producir un signo, el signo de caer. El arte de hoy teme a la caída en los esencialismos.

Por esta razón el trabajo artístico de Andrés Cuartas usa urgentemente la latencia implícita en el signo de la caída, desde órbitas de reflexión que implican lo inminente del error programado, en diálogo con falsas génesis históricas, hasta la prefabricación simbólica de la crisis generalizada. El artista como buen “escucha” de nuestra contemporaneidad sabe que el arte realiza rodeos, pierde momentáneamente su lugar, regresa a la superficie, se sumerge lo menos posible, todo ello con la intención de revelar que el arte se comporta como materia sobre interpretada, que no logra tocar demasiado, que no contamina suficientemente el espacio meteórico donde suele convocar su naturaleza ligera.

PhD Oscar Salamanca.


Doctor en artes por la Universidad de Barcelona.

Choose your Reaction!
Leave a Comment

Your email address will not be published.